Optimizar la elección individual y la autonomía Copy

Empoderar a los estudiantes a hacerse cargo de su propio aprendizaje. 

En un contexto educativo no suele ser frecuente ofrecer opciones sobre los objetivos de aprendizaje, aunque sí se considera apropiado ofrecer diferentes posibilidades sobre cómo se pueden alcanzar dichos objetivos, sobre los contextos para alcanzarlos y sobre las herramientas o apoyos disponibles. 

El hecho de ofrecer opciones a los alumnos puede contribuir a desarrollar su auto-determinación, su satisfacción con los logros alcanzados, e incrementar el grado en el que se sienten vinculados a su propio aprendizaje. 

No obstante, es importante señalar que los estudiantes difieren en la cantidad y el tipo de decisiones que prefieren tomar. Por tanto, no basta solamente con proporcionar opciones. 

Para garantizar la participación debe adecuarse el tipo de elección y el nivel de independencia posibles. 

Ejemplos de cómo implementarlo 

  • Proporcionar a los estudiantes, con la máxima discreción y autonomía posible, posibilidades de elección en cuestiones como: 
    • El nivel de desafío percibido. 
    • El tipo de premios o recompensas disponibles.
    • El contexto o contenidos utilizados para la práctica y la evaluación de competencias. o Las herramientas para recoger y producir información. 
    • El color, el diseño, los gráficos, la disposición, etc. 
    • La secuencia o los tiempos para completar los distintas partes de las tareas 
  • Permitir a los estudiantes participar en el proceso de diseño de las actividades de clase y de las tareas académicas  
  • Involucrar a los estudiantes, siempre que sea posible, en el establecimiento de sus propios objetivos personales, académicos y conductuales.

Archivo: Estrategias Checklist 7.1. (Inglés)